Más de 8.000 tiendas de Starbucks a lo largo de Estados Unidos y Canadá se ven obligadas a regalar bebidas debido a un fallo informático. El problema informático se produjo la tarde del viernes, cuando algunos establecimientos en la costa este ya habían cerrado, pero otros, especialmente en el centro y el oeste, optaron por seguir sirviendo cafés y no cobrarlos.

Un supervisor del Starbucks dijo que no podían registrar las ventas o aceptar tarjetas de crédito. Un portavos de Starbucks comentó que “el punto de venta de los cajeros está caído en Estados Unidos y Canadá. No es un ataque informático. Ocurrió durante una actualización usual del menú diario en el sistema. Algo salió mal y están trabajando tan rápido como es posible para solucionarlo”.

¿”Algo salio mal”? tal vez no probaron bien la actualización antes de desplegarla a 8.000 tiendas? Nunca lo sabremos!!!!!!

Be Sociable, Share!