El nivel 5 de TMMi tiene como principal ventaja el Área de Proceso de prevención de defectos. Se trata, sin duda del área de proceso más innovadora e interesante de TMMi. Una vez madurados los niveles 2, 3 y 4, y apoyados por las otras dos áreas de proceso de nivel 5 (Quality Control, y Process Optimization), el área de Prevención de Defectos aporta un valor muy importante y visible a medio plazo.

Según esta área de proceso es necesario identificar y analizar las causas comunes de determinados tipos de defectos, que por su criticidad, frecuencia, o impacto sean importantes. El objetivo de este análisis es determinar la causa raíz que lo ha ocasionado el defecto y actuar sobre la misma para evitar que errores similares vuelvan a ocurrir.

Es evidente que esta área de proceso supone implicar al resto de roles del CV del software, ya que la causa raíz de los defectos en la mayoría de los casos se sitúa en fases tempranas del ciclo de vida del SW y durante su construcción. Por tanto las acciones a tomar para evitar que defectos similares vuelvan a reproducirse en futuros desarrollos puede afectar al equipo que toma los requisitos, al que diseña o al que lo construye.

Una buen definición de este proceso, permite pasar de un servicio de pruebas reactivo donde se detectan fallos para luego corregirlos a un servicio de pruebas proactivo que además de detectar fallos y corregirlos, se analizan para evitar que se vuelvan a reproducir. Se trata en definitiva de mejorar el proceso de desarrollo a través de las actividades de testing con el objetivo de mejorar la calidad del producto final.

Be Sociable, Share!